jueves, 28 de noviembre de 2013

¿Quién fue Naim Suleymanoglu?



Hoy, la historia de un deportista histórico y, para muchos, el mejor haltera que jamás haya existido. Naim Suleymanoglu nació el 23 de enero de 1967 en Pitchar, Bulgaria, aunque nunca se sintió parte del país. Era de familia turca y siempre compitió adscrito a esta segunda nación. Algo que le granjeó problemas en sus inicios como atleta.

Unos inicios que ya evidenciaron que se estaba ante un chico que haría historia en el deporte. Naim Suleymanoglu es conocido con el sobrenombre de “Hércules de bolsillo”. Y es que sólo mide un metro y cuarentaisiete centímetros de altura y, en su época de competición, apenas pesaba 60 kilos. Algo que no le impedía ser el mejor levantando peso.

Comenzó a levantar pesas a los 12 años y a los 14 ya era campeón mundial en categoría junior. Con 15 estableció un récord del mundo y en 1982 se convirtió en el segundo hombre de la historia en levantar tres veces su propio peso en dos tiempos y en el campeón mundial de halterofilia más joven de la historia.

La medalla de oro parecía asegurada para él en Los Ángeles 84 y sólo con 17 años, pero Naim se quedaría sin sus primeros Juegos al sumarse Bulgaria al boicot del bloque comunista al evento. Esto, unido a la persecución por parte de las autoridades búlgaras a la minoría turca a la que él pertenecía (incluso le obligaron a adoptar el apellido Shalamov) le hicieron desertar y emigrar al vecino país Otomano. 

Esta huida propició un arduo conflicto entre Turquía y Bulgaria, que terminó con el pago de un millón de dólares de un país a otro para permitir que Naim compitiera con su nueva nación. De esta forma, Suleymanoglu pudo acudir a los Juegos de Seúl en 1988 para comenzar a forjar su leyenda.

En la Capital asiática se colgaría su primera medalla de oro realizando la que es, para muchos, la mejor actuación de la historia de la halterofilia. Naim levantó 152’5 kilos en arrancada y 190 en dos tiempos, haciendo un total de 342’5 kilos. Mirando los números de los demás participantes, el segundo clasificado quedó 30 kilos por detrás, y al vencedor de la categoría superior le bastó con levantar 340 kilos para colgarse el oro.

El “Hércules de bolsillo” se retiró en 1991, pero volvió para repetir éxito con su segundo oro en Barcelona 92, algo que repetiría cuatro años más tarde en Atlanta. Intentó la machada en Sydney 2000, algo inédito, pero no pudo revalidar su corona al caer eliminado en las primeras rondas. Sin embargo, su legado permanece intacto.

Tras abandonar la competición, Naim Suleymanoglu trató de aprovechar su tirón mediático para hacer carrera en la política. Se hizo miembro del Partido Acción Nacionalista de Turquía, una facción de extrema derecha por la que fue candidato a la Alcaldía de la ciudad de Kiraç. Sin embargo, no tuvo el mismo éxito que con las pesas. En el recuerdo quedan sus memorables actuaciones siendo sólo un hombre pequeño… Pero matón, desde luego.

2 comentarios:

Doloritas Nieto dijo...

Siempre me causó admiración este hombre.

David Owens dijo...

Interesting article on my forum about Naim Suleymanoglu's training program. He trained very hard from a young age to get to these big weights